Páginas vistas en total

domingo, 20 de agosto de 2017

algunos hombres buenos I


 

La montaña, la frontera: Marcelino Massana

 

La montaña esa línea divisoria entre estados, que es el camino a la salvación o un estado místico del hombre que encontrará allí su sepultura. Siguiendo la línea de este capítulo títulado algunos hombres buenos no encontramos aquí con varios de ellos como Marcelino Massana que decidió aprender la idiosincrasia de la montaña gracia el “borni de Perqguera un famoso contrabandista en aquellos tiempos de guerra.

 Seis años en la reistencia antifranquista le dio por saber todos los pasos fronterizos al bueno de Marcelino. Cuentan que en este período se vieron sorprendidos mientras pasaban de Andorra a Berga por la guardia civil corría el año 1943. Tirarón la carga todos y huyeron, menos Marcelino que huyó con la carga y todo. Massana se necargó de pasar a mucha gente y salvarles la vida en sus cadenas de evasión


   Marcelino Massana, después de uno de sus pasos,
obsérvese el calzado tras la dura travesía montañosa.  

Comprendes y Agustí Centelles

  

   “comprendes un cantábro de los guías más jóvenes del Pirineo lo empezó a cruzar con tan sólo 16 años. Su maestro fue un “pastoret” andorrano de alta Muntanya. Entre los que cruzaron la Muga con el destaca el fotográfo Agustí Centelles Nacido en Valencia el 22 de mayo de 1909 y muerto en Barcelona el 1 de septiembre de 1985. A principios de 1944 la gestapo localizo el estudio clandestino de Agustí por lo que la resitance lo evacuó a Andorra. Antes de partir al exilió donó a unos campesionos de Carcasona más de 4.000 negativos de la guerra Civil española. Volvió a cruzar por la frontera andorrana y se estableció en Reus de forma clandestina dos años. Luego se entrego a la policñía franquista. Centelles no llegará a ser preso pero no lo pasará muy bien en 1976 con el historiador anarquista Pons Prades vuelve a Carcasona donde los hijos de los campesinos le devuelven en la misma caja los negativos de la guerra civil que hubiera dejado 32 años antes. Aparece aquí de nuevo Pons Prades. Que sale en el capítulo “La leyenda Negra”

   después del inciso de Centelles volvamos a  "Comprendes" que tenía un don espedial como se verá a continuación. Este buen cantábro era todo un genio para matar a los perros de los nazis se anudaba su bufanda salmantina en el brazo izquierdo el cual se lo mostraba al cánido y con el derecho armado de una gran navaja le daba un golpe certero y mataba así al perro nazi. Agustí Centelles vió hacer este modus opernadi dos veces a “comprendes que le espetó“Se ve que han notado que llevo un personaje importante, que han venido por partida doble”.
 PERE SEUS
 Al contrario que “comprendes” Pere Seus al que lo franceses llamaban Zeus por su fama de cumplir a rajatabla sus entrgas, era veterano frisaba los 40 añosy si Comprendes aniquilaba a los perros. Pere Seus sentencia“Con los perros lobo nunca tuve problemas, ya que los senderos míos eran peligrosos de noche y las patrullas alemanas no se arriesgaban a despeñarse al menor descuido”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario